Por Mayra Bayas
@maybayas

The New Yorker

Spot

El trabajo para el reconocido medio de comunicación

artiyork

The New Yorker ha cumplido 90 años y lejos de estar de capa caída, sus planes de futuro son más que ambiciosos. Para celebrar esta nueva etapa que comienza, el medio ha lanzado una campaña que intenta transmitir el aire renovado de la publicación pero manteniendo la esencia.

Para ello, la revista neoyorquina ha contado con la ayuda de la agencia neoyorquina SS+K para grabar su spot en una estación de Los Ángeles, una localización que sorprendió a muchos.

Pero la explicación es sencilla pues, según Bobby Hershfield, chief creative officer de la agencia, la intención es mostrar que The New Yorker es para todos, no solamente para los habitantes de la Gran Manzana. “Queríamos comunicar el atractivo que la publicación tiene para los lectores de todas partes”.

El spot muestra a un hombre llegando a la estación de tren de la ciudad mientras a su alrededor van sucediendo distintas historias de las que es testigo. Finalmente llega al medio de transporte y abre la versión digital de la revista en su dispositivo acompañado del eslogan “Where things get interesting” (donde las cosas se ponen interesantes).